Google+

10.03.2009

sin excusas

" -Mamá...
-Lo sabía.

Esta fue toda la conversación que tuve con mi madre"

Le escuché a una rubia, veinteañera y guapa, que paseaba conversando con una amiga. circunvalaban el Mercado Central.

Si queréis contar la vida no hay escusas. Las historias viven.