Google+

9.30.2010

han descubierto una nueva fórmula, mola.

es fácil, como ya pasó en Honduras: el ejército se abstiene diciendo aquello de que respetan la democracia y el orden y bla, bla, bla.

usan a algún estamento, en este caso la policía que, "espontáneamente", toma las bases militares, los aeropuertos internacionales y secuestra al presidente.

todos piden diálogo. normalmente la resultante del diálogo en estos casos suele ser que, si hay uno que lo impide -el presidente de ecuador- pues se le quita y, todas las instituciones eligen o "dejan elegir" a otro.

es bonito

se admiten apuestas, vamos a ver qué pasa.