Google+

2.13.2011

la roja ha ganado el mundial en Egipto.

John Carlin lo cuenta mejor que yo. Una vez que Egipto ha ganado la roja, caló el chapeo, fuese y no hubo nada. Es mejor el fútbol.

Lo más bonito es que los que huyen de Túnez, se van a Lampedusa, la tierra del Gatopardo, donde todo cambia para que nada cambie. Es todo muy literario y teledirigido

Para empezar, comenzamos con los wikileaks, una historia calcada de la trilogía de Millenium: heroico periodista y grupo de ciudadanos anònimos que colaboran a través de la red. Cuando la red se apaga con darle a un botón. Bueno.

Luego, llega el marketing occidental:

Caso 1: Suiza, "bloquea" las cuentas del Sr. Hosni Mubarak. Como si esas cuentas existieran a ese nombre

Caso 2: Inglaterra, encarga a sus servicios de inteligencia al "máximo nivel" que investigue las cuentas del Sr. Hosni Mubarak. Bueno, por lo menos en este caso habrá un par de funcionarios con el trabajo garantizado hasta que se jubilen. En fin.

En tercer lugar, los militares, "comprometidos con la democracia", confirman todos los tratados internacionales, disuelven de paso el Parlamento y anulan la Constitución. Un tecnicismo: como hay que cambiarla, pues mejor quitarla de en medio. Adivina, adivinanza quien saldrá de todo este galimatías?

Sigo viendo el partido.