Google+

1.09.2012

UNA VEZ TUVE VEINTE AÑOS Y ESTUVE LOCO

y recuerdo perfectamente la escena.

sol a a raudales en una mañana de junio en almería.

también recuerdo a la chica rubia y de ojos aguamarina que me miraba.