Google+

8.25.2012

siempre será el Grande

hipócrita una justicia que tras más de diez años de inquisición consigue anular la voluntad de un hombre, de un ciclista.

nadie quiere sus títulos. Lance Armstrong no dio positivo en ninguno de los múltiples controles antidopaje. únicamente sospechas: no se podía ser como él.

volver al pasado para buscar justicia se parece demasiado a una caza de brujas por parte de los burócratas de la USADA.