Google+

10.24.2012

rubia, guapa y ...



tonta, sería la continuación "natural" del tópico. Bueno, es peor. Mariló Montero no es tonta, sino fanática. El fanatismo con el que argumenta su comentario "No está científicamente demostrado..." es el mismo que utilizan los creacionistas para negar la teoría de "la evolución, el origen del Universo que conocemos o las leyes de la física.

El argumento "No está científicamente demostrado..." es absolutamente irrebatible puesto que parte de un supuesto que tampoco está científicamente demostrado, la existencia de un alma que habita temporalmente en cada ser humano temporalmente y, tras la muerte "del cuerpo", sigue distintos caminos según las creencias -nótese, "creencias", es decir opiniones sin posibilidad de ser comprobadas con hechos tangibles, por tanto, irrebatibles- de cada cual. Para unos se transmuta, para otros se reencarna o bien rinde cuentas ante un  ser superior que la creó -al alma- a partir de la nada (esto si contraviene las leyes de la física y los hechos visibles. Símplemente, no es posible. Es necesario un material a partir del cual construir, sea materia o energía).

Mariló Montero no es consciente -o sí- del daño que ha hecho a uno de los grandes logros de la humanidad actual: la donación y el transplante de órganos, para, en este caso sí, dar vida donde no había sino esperanzas de dolor y muerte.