Google+

1.17.2009

evidencia

ayer -¿o ha sido hoy?- leí el texto de una amiga. cuenta su viaje a centroamérica, el inicio de su viaje. 
pero lo que más cuenta es su relación con la gente, con las gentes.
lo que más, vuelvo a repetir, me ha gustado es su capacidad de empatía con los otros. de saber quién son y de saber contárnoslo.

hoy he estado en una manifestación para que pare el horror en oriente próximo. ha sido un pandemonio de ruidos y de gritos. lo único que nos unía ha sido el desprecio por la barbarie de la guerra, creo. pero hemos estado allí, al sol de mi ciudad.

me gustan estas manifestaciones, en las que todos nos conocemos y nos reconocemos. nos reconocemos en el deber de estar aquí.

me gusta que cada una sea distinta, porque en cada una, a los de siempre se nos suma gente nueva, gente joven y guapa, con la cara limpia. eso da esperanza, ¿no?.

pero..., pero que no se interprete como una frivolidad, detrás de cada manifestación contra la muerte, pienso que ojalá ésta haya sido la última.