Google+

2.11.2009

encarnizamiento (cuatro y final)

la vida merece la pena vivirla. pero vivirla.

esta mañana escuchaba un debate entre partidarios o no, si se puede decir así, de la muerte digna. unos defendían la decisión del individuo, otros la dignidad y santidad de la vida. mierda, digo. no hay muerte digna: te tienen que limpiar hasta lo más íntimo mientras agonizas, dejas de ser capaz de controlarte y de controlar tu cuerpo. no hay dignidad en la muerte.

lo único digno que podemos intentar decidir es el momento y las condiciones previas. a eso se niegan los gobiernos y las iglesias.