Google+

7.19.2009

dejarlo

Dejarlo. Dejarlo es jodido. Porque dejas algo que te gusta. Ojo, no me voy a convertir en vegetariano, tampoco es eso. Pero ah, el tabaco.

Razones, por las que voy a dejarlo, no sé si podré ennumerar alguna. Vamos a ver.

- Una puede ser la económica. Razón razonable: la verdad es que un paquete del tabaco más barato cuesta un huevo.
- La otra la intelectual. Me jode estar supeditado a hábitos que superan a mi voluntad y cambian mi encanto personal y mi saber hacer.
- Una tercera, puede ser la sanitaria. Bueno.

Gilipolleces. En cualquier caso pido disculpas (y solicito ayuda, comprensión y mimos) a mis allegados y allegadas por mi posible irritabilidad futura. Beberemos agua. Tomaremos valeriana.