Google+

7.13.2009

Dimisiones y calañas

Un "terrorífico error" sanitario causa la muerte del bebé de Dalila.

Hay que exigir, ya, la dimisión inmediata del tipo que ha dicho esto. Si no alcanza a comprender que la responsabilidad , no la culpa, es suya no es más que uno más de toda la calaña que azota este país.

No se puede diluir la responsabilidad en una persona nueva en el servicio, cuando los servicios están saturados. No se puede diluir la responsabilidad en la persona responsable del servicio cuando eran dos personas para atender las urgencias de la UCI. No se puede diluir la responsabilidad en la organización del hospital, cuando renuevan plantilla sin cubrir las vacantes.

Ya está bien. Aparte de ofrecerse a pagar, que dimitan. Ese individuo y el responsable de la consejería de la Comunidad de Madrid. Madrid vive un caos sanitario y asistencial. Que dimitan. Que no culpen a los trabajadores y a las trabajadoras de los errores de su gestión. Que dimitan.