Google+

1.18.2010

ahora

ahora, actúa.

somos privilegiados: tenemos estado, autoridades, probablemente la mejor sanidad pública del mundo, educación universal y gratuita.

tenemos, mal que bien, trabajo o rentas o chapuzas. tenemos casas sólidas, aunque las tengamos que estar pagando durante prácticamente toda nuestra vida útil.

imaginad un país en el que TODAS las infraestructuras, esas que están ahí pero que no las percibimos, esas que nos permiten tener todo lo anterior y más, han desaparecido. literalmente, físicamente.

imaginad un país en el que no hay autoridades, represoras las podemos considerar muchas veces, pero también garantes. garantes de vuestros derechos y de vuestras libertades. imaginad un país en el que los que deciden han muerto. todos.

dejad de imaginar. Haití está ahí. El país que inició el Siglo de las Luces, la primera revolución ilustrada se produjo en esa tierra (recordad a Alejo Carpentier). El país al que por ello los países blancos, criollos, que lo rodeaban condenaron -además de por sus propios errores- a ser lo que es hoy. uno de los países más pobres del mundo.

en Haití, ahora, no se trata ya de salvar vidas, los muertos están muertos. se trata de alimentar y socorrer a los que quedan... y se trata de reconstruir sus universidades -todas demolidas-, sus colegios -el ochenta por ciento derrumbados- sus ministerios, sus carreteras, sus hospitales. se trata de apoyarlos para que puedan elegir un nuevo parlamento y un nuevo senado -todos están muertos, había reunión.

ahora.

ahora se trata de que actúes, dona. y dona dinero, cash, no sirve de nada mandar comida o ropas. lo que se necesitan son recursos para generar recursos en el mismo país.

hay muchas cuentas abiertas, muchas organizaciones, está la Agencia Española de Cooperación Internacional.

sabemos que hay rumores sobre el uso de esos fondos, sabemos también que, a pesar de todo, la ayuda llega, la gente sacrifica sus vacacaciones y se va a levantar piedras con las manos, a amputar extremidades en plena calle, a decidir terriblemente a quien ayudar antes, sabiendo que del resultado de su elección depende la muerte de otra persona.

ahora.

ahora actúa, dona, un euro puede suponer comprar diez kilos de arroz. puede suponer dar de comer a doscientas personas.

ahora actúa.