Google+

8.10.2010

y eso es tó, eso es todo amigos.

La OMS declara el fin de la pandemia de gripe A. Y tras unos cientos de miles de millones de las arcas públicas de todos -los que han podido pagárselo, es decir, los del muy primer mundo- los países y una oportuna epidemia de pánico colectivo en momentos de "crisis" económica, todo acabó "felizmente".

Es bonito.

Bueno.

Pero mientras, nadie se molesta -y al que se molesta, lo boicotean- en investigar y tratar las enfermedades de los pobres (malaria, dengue, lepra...). Y como el VIH se ha convertido en una enfermedad crónica en la práctica entre los ricos, pues dejemos a BXVI seguir proclamando que la mejor forma de combatirlo es no usar el preservativo y practicar la abstinencia.

Total, da lo mismo que se mueran por eso que por los diamantes de sangre o por el coltán o por lo que nos apetezca rapiñar en cada momento.

Un abrazo.